Logo

NUEVOS NOMBRES PARA NUEVOS PROYECTOS
Presentamos  en esta Web algo que hacemos de forma única, dos productos que unen la calidad de lo tradicional al gusto de lo innovador.
MORCILLA FRESCA DE VILLAVIEJA DE YELTES:
A partir de una base de “pan migao” y sangre de ternera, que, unido al resto de ingredientes y al esmero por una elaboración artesanal, se obtiene un producto de un gusto tradicional capaz de satisfacer placenteramente al paladar más exquisito.
CASTRÓN DE LA DEHESA:
Con este nombre definimos a un tipo de animal cuya raíz como madre es la vaca de raza morucha.
Esta es una condición indispensable, sin la cual el macho castrado no entra dentro de esta calificación.
El ternero se castra de forma inocua en el momento del nacimiento.
Una vez destetado aproximadamente a los seis meses, permanece en un cercado a campo libre un mínimo de ocho meses con una alimentación racionada y equilibrada a fin de desarrollar su crecimiento.
Con esto garantizamos que su fase de engorde no comienza antes de los catorce meses de edad.
A partir de esa fecha, pasan a la cuadra de engorde, donde el animal se alimenta a libre disposición hasta la fecha del sacrificio que será en torno a los veinticuatro meses de edad del animal.
Las pruebas realizadas sobre este particular, nos han dado como resultado una carne de textura muy suave y exquisita debido a la lenta infiltración de la grasa entre la masa muscular.

linea-amarilla